lunes, 3 de junio de 2013

El parqueo de los centros comerciales al final del mes.

Si ya de por sí resulta un caos encontrar un estacionamiento en un parqueo los fines de semana en cualquier centro comercial que se precie de bueno, el suplicio existencial que se vive si resulta ser fin de mes es apocalíptico. Pareciera ser que durante un día o dos la humanidad cuenta con dinero suficiente para hacer las compras y pasearse en el automóvil.
No es de todos los días (que no están los tiempos para eso) pero si es fin de mes están permitidas las pequeñas licencias para tomarse un helado, sacar a pasear a los niños, ir al cine, o comer una hamburguesa. Claro que para poder gozar de esos privilegios es necesario someterse a las marejadas de vehículos que inundan continuamente los parqueos. Es una verdadera batalla y se ven los casos más peculiares. El sujeto con pinta de ser el más rudo pero también el más idiota sin duda, que decide estacionar su pickup 4x4 de finquero (o de narcotraficante, sabrá Dios) tras tirárselo literalmente a la indefensa futura mamá que tranquilamente trataba de estacionarlo en el espacio rotulado con la cigüeña para su conveniencia mientras sus otros 4 hijos miran con ojos desorbitados que por poco pierden no solo el retrovisor de su pequeño compacto, sino que también la vida tras el susto. ¿Será que no tuvo madre, hermana, esposa o hijas para saber lo que es la caballerosidad? O la chica que baja apresuradamente del auto y se atraviesa el parking corriendo para "apartar" el parqueo mientras su novio logra llegar hasta allí. ¿No debería portar placa y tarjeta de circulación para impedir que otro vehículo que si ha hecho la cola se estacione allí? Al parecer vale de todo para poder obtener el estacionamiento: desde ir en contra de la vía hasta aparcar no digo en doble sino hasta en triple fila.
En fin, que debe uno darse por satisfecho de poder estacionarse un fin de semana, casualmente en fin de mes y poder sobrevivir a la aventura para contarlo.

En el campo de batalla, al final he conseguido parqueo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario