jueves, 20 de junio de 2013

El Brocha

Viajar en un bus de trasporte colectivo es otra oda a la valentía hoy en día. Cierto que yo he acostumbrado su uso desde que tenía 12 años pero eran otros tiempos, otro ritmo de vida.

En aquella época aún era poco frecuente ver en casi todos los buses al famoso personaje conocido en Guatemala como "El Brocha".
Un brocha es la denominación popular de los ayudantes de los pilotos de los buses del transporte colectivo.

Realiza el cobro de los pasajes, anuncia a los pasajeros la próxima parada, vocea los destinos hacia los cuales se dirige.
Su percepción del tiempo y del espacio es francamente ajena a la realidad. Cierto que Einstein formuló el relativismo para el continuo espacio-temporal, pero hay casos que rayan en lo inaudito.

Verbigracia:

"Carro vacío, carro vacío", vocifera el brocha sujetado del retovisor del autobus... (Vacío?... Si lleva 80 personas abordo????)

Otros ejemplos:

"En la fila de enmedio hay lugar"... (Santo Dios!!!!... El autobus fue diseñado para 50 pasajeros sentados en las butacas. Es una obra de ingenio sin duda como apilar otras 30 en un corredor de 50 cms destinado únicamente al paso, convertido ahora en 3 hileras de seres humanos luchando por un espacio vital)

"Ya nos vamos, ya nos vamos, salimos en 5 minutos"...(Mmmmm.... lleva 15 diciendo lo mismo. El problema es que luego trata de llegar al destino a 135Kms/h....)

Humorista, dicharachero, calavera o vulgar, hay de todo. Vea usted si tiene suerte cuando al subirse a un colectivo le toque lidiar con el brocha de turno.
Algo que no puedo negar es que el seguir utilizando los colectivos a incrementado mis plegarias, tanto porque no se suba alguien a asaltar como para que llegue vivo a mi casa al final de cada día.






No hay comentarios:

Publicar un comentario