sábado, 1 de junio de 2013

El Blogger

Necesitado de comunicar siempre algo nuevo, algo interesante, algo emotivo, algo original, algo novedoso, algo científico, algo misterioso, algo filosófico, algo esotérico, algo espiritual, algo importante, algo banal, algo irrelevante, algo sublime, algo curioso, algo chistoso, algo romántico, algo ingenuo, en fin... algo, sea lo que sea. Cuenta lo que quiere contar de manera libre, puesto que no escribe para nadie más que para su público, que le critique o le aplauda, será siempre su público, y no se debe a ninguna empresa o marca en particular sino a él mismo. El Blogger puede ser una estrella o un ciudadano común. Puede ser un científico o un literato. Puede ser un experto o un novato. Blogger puede ser cualquiera. Sin embargo, es un personaje escencial de los tiempos modernos, puesto que suele ser siempre uno de ellos cronista de excepción, divulgador de los sucesos de nuestra era. Los hay fieles a blogger (yo mismo), a worldpress, a tumblr. Gustosos de escribir una bitácora extensa de miles y miles de lineas o a un simple microblog de unas pocas frases, internet y las herramientas de blogging han abierto la posibilidad de que millones de bloggers divulguen sus mensajes. El blogger escribe con pasión y saca tiempo para este menester, ya que la gran mayoría lo hace como un hobby. La mayoría de los bloggers no viven de publicar sus blogs, aunque hay casos excepcionales. Para los amables lectores que deseen consejos y comentarios sobre como realizar y mantener un blog, no duden en suscribirse al presente y con gusto estaré enviandoles tips. Un aplauso pues a todos los bloggers, porque exponen de manera peculiar miles de post para miles de ávidos lectores. Un reconocimiento mayor a aquellos que presentan contenidos que enriquecen y ayudan a crecer. Y una cerrada ovación a los que marcan la diferencia positiva, que en medio de mucha inmundicia de contenido en la web, presentan un oasis de entretenimiento, información y sorpresas. Al blogger pues, dedicamos nuestro primer entrada costumbrista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario