miércoles, 25 de septiembre de 2013

Trabajos de Altura

La semana pasada venía manejando por la carretera a El Salvador cuando vi una de esas estructuras para vayas gigantes en la que se encontraban varios trabajadores preparándose para colocar un anuncio.





Estos valientes seguro no deben conocer la palabra vértigo, y me hizo meditar en lo arriesgado que es para ellos exponer la vida mientras realizan semejante labor.

Así como ellos hay otros que también dedican su vida a estos "trabajos se altura".

Limpiadores de vidrios, albañiles, técnicos de la empresa eléctrica y muchos otros que hacen sus diversos menesteres buscando siempre estar a la altura de las circunstancias?

Más fotos u otros ejemplos, son bienvenidos.
 

jueves, 20 de junio de 2013

El Brocha

Viajar en un bus de trasporte colectivo es otra oda a la valentía hoy en día. Cierto que yo he acostumbrado su uso desde que tenía 12 años pero eran otros tiempos, otro ritmo de vida.

En aquella época aún era poco frecuente ver en casi todos los buses al famoso personaje conocido en Guatemala como "El Brocha".
Un brocha es la denominación popular de los ayudantes de los pilotos de los buses del transporte colectivo.

Realiza el cobro de los pasajes, anuncia a los pasajeros la próxima parada, vocea los destinos hacia los cuales se dirige.
Su percepción del tiempo y del espacio es francamente ajena a la realidad. Cierto que Einstein formuló el relativismo para el continuo espacio-temporal, pero hay casos que rayan en lo inaudito.

Verbigracia:

"Carro vacío, carro vacío", vocifera el brocha sujetado del retovisor del autobus... (Vacío?... Si lleva 80 personas abordo????)

Otros ejemplos:

"En la fila de enmedio hay lugar"... (Santo Dios!!!!... El autobus fue diseñado para 50 pasajeros sentados en las butacas. Es una obra de ingenio sin duda como apilar otras 30 en un corredor de 50 cms destinado únicamente al paso, convertido ahora en 3 hileras de seres humanos luchando por un espacio vital)

"Ya nos vamos, ya nos vamos, salimos en 5 minutos"...(Mmmmm.... lleva 15 diciendo lo mismo. El problema es que luego trata de llegar al destino a 135Kms/h....)

Humorista, dicharachero, calavera o vulgar, hay de todo. Vea usted si tiene suerte cuando al subirse a un colectivo le toque lidiar con el brocha de turno.
Algo que no puedo negar es que el seguir utilizando los colectivos a incrementado mis plegarias, tanto porque no se suba alguien a asaltar como para que llegue vivo a mi casa al final de cada día.






lunes, 3 de junio de 2013

El parqueo de los centros comerciales al final del mes.

Si ya de por sí resulta un caos encontrar un estacionamiento en un parqueo los fines de semana en cualquier centro comercial que se precie de bueno, el suplicio existencial que se vive si resulta ser fin de mes es apocalíptico. Pareciera ser que durante un día o dos la humanidad cuenta con dinero suficiente para hacer las compras y pasearse en el automóvil.
No es de todos los días (que no están los tiempos para eso) pero si es fin de mes están permitidas las pequeñas licencias para tomarse un helado, sacar a pasear a los niños, ir al cine, o comer una hamburguesa. Claro que para poder gozar de esos privilegios es necesario someterse a las marejadas de vehículos que inundan continuamente los parqueos. Es una verdadera batalla y se ven los casos más peculiares. El sujeto con pinta de ser el más rudo pero también el más idiota sin duda, que decide estacionar su pickup 4x4 de finquero (o de narcotraficante, sabrá Dios) tras tirárselo literalmente a la indefensa futura mamá que tranquilamente trataba de estacionarlo en el espacio rotulado con la cigüeña para su conveniencia mientras sus otros 4 hijos miran con ojos desorbitados que por poco pierden no solo el retrovisor de su pequeño compacto, sino que también la vida tras el susto. ¿Será que no tuvo madre, hermana, esposa o hijas para saber lo que es la caballerosidad? O la chica que baja apresuradamente del auto y se atraviesa el parking corriendo para "apartar" el parqueo mientras su novio logra llegar hasta allí. ¿No debería portar placa y tarjeta de circulación para impedir que otro vehículo que si ha hecho la cola se estacione allí? Al parecer vale de todo para poder obtener el estacionamiento: desde ir en contra de la vía hasta aparcar no digo en doble sino hasta en triple fila.
En fin, que debe uno darse por satisfecho de poder estacionarse un fin de semana, casualmente en fin de mes y poder sobrevivir a la aventura para contarlo.

En el campo de batalla, al final he conseguido parqueo.

sábado, 1 de junio de 2013

El Blogger

Necesitado de comunicar siempre algo nuevo, algo interesante, algo emotivo, algo original, algo novedoso, algo científico, algo misterioso, algo filosófico, algo esotérico, algo espiritual, algo importante, algo banal, algo irrelevante, algo sublime, algo curioso, algo chistoso, algo romántico, algo ingenuo, en fin... algo, sea lo que sea. Cuenta lo que quiere contar de manera libre, puesto que no escribe para nadie más que para su público, que le critique o le aplauda, será siempre su público, y no se debe a ninguna empresa o marca en particular sino a él mismo. El Blogger puede ser una estrella o un ciudadano común. Puede ser un científico o un literato. Puede ser un experto o un novato. Blogger puede ser cualquiera. Sin embargo, es un personaje escencial de los tiempos modernos, puesto que suele ser siempre uno de ellos cronista de excepción, divulgador de los sucesos de nuestra era. Los hay fieles a blogger (yo mismo), a worldpress, a tumblr. Gustosos de escribir una bitácora extensa de miles y miles de lineas o a un simple microblog de unas pocas frases, internet y las herramientas de blogging han abierto la posibilidad de que millones de bloggers divulguen sus mensajes. El blogger escribe con pasión y saca tiempo para este menester, ya que la gran mayoría lo hace como un hobby. La mayoría de los bloggers no viven de publicar sus blogs, aunque hay casos excepcionales. Para los amables lectores que deseen consejos y comentarios sobre como realizar y mantener un blog, no duden en suscribirse al presente y con gusto estaré enviandoles tips. Un aplauso pues a todos los bloggers, porque exponen de manera peculiar miles de post para miles de ávidos lectores. Un reconocimiento mayor a aquellos que presentan contenidos que enriquecen y ayudan a crecer. Y una cerrada ovación a los que marcan la diferencia positiva, que en medio de mucha inmundicia de contenido en la web, presentan un oasis de entretenimiento, información y sorpresas. Al blogger pues, dedicamos nuestro primer entrada costumbrista.

Un Blog... un Proyecto.

Como suele sucederle a todo ciberciudadano, resulta emocionante toparse con una idea para iniciar un proyecto que compartir con el resto de la ciberpoblación (perdonando el neologismo, el término lo utilizo para referirme a la población que como ustedes y yo, amables lectores, pululamos por el ciberespacio).
Recordaba estos días el libro Cuadros de Costumbres, del ilustre escritor guatemalteco José Milla y Vidaurre (Pepe Milla, para los amigos), y la frescura con que veía retratados los aspectos de la vida cotidiana de aquellos dorados años que vivieron mis bisabuelos (finales del siglo XIX).
No era ni mucho menos frecuente poder tener a mano una cámara fotográfica de carrete (no hablemos de nuestros móviles o cámaras digitales de hoy en día) para retratar un momento, y sin embargo la claridad prosáica con que redactaba cada artículo costumbrista deleitó numerosas tardes de mi infancia acerca de temas tan comunes y populares como "el paraguas", "el chapín", "las criadas" o "el telégrafo", y me hizo plasmar imágenes tan descriptivas en mi mente como el sentir de esa época.
¿Cuánto a cambiado la forma de vivir y las costumbres desde entonces?
¿Habrá en el futuro un ciberinfante para el que las costumbres y tradiciones de hoy en día resulten dignas (o indignas, todo cabe decirlo) de ser recordadas?
Para ellos y para los lectores a los que me honre con llegar con este blog, el esfuerzo y la dedicación de tratar de retratar lo mejor que sea posible nuestros cuadros de costumbres de hoy en día.


Ordenador Portátil, y mucho café, herramientas básicas del blogger.